La importancia del hielo en coctelería

El hielo es uno de los ingredientes más importantes del cóctel aunque no lo parezca  y en gran medida, depende de él para que el trago sea bueno o no.

Muchas de las coctelerías de renombre de hoy en día, parte del dinero que se gastan se destina al hielo y a las máquinas que lo fabrican. Incluso, por ejemplo, en Chicago existe una coctelería llama The Aviary que tienen una sala exclusiva para elaborar hielo de diferentes maneras.

El hielo debe ser resistente y compacto y su tiempo de descongelación debe ser prolongado para que no agüe el cóctel. No debemos olvidar que el agua para hacer hielo debe ser cristalina y limpia de impurezas así que se recomienda filtrarla o bien usar agua embotellada para evitar sorpresas. El congelador donde guardemos el hielo debe ser para ese uso y debe estar libre de olores ya que de lo contrario, el hielo al ser poroso lo absorbería.

Otra de las funciones del hielo, a parte de enfriar, es que evita que los sabores se desplacen y pierdan intensidad. Al contacto con el destilado, éste piere graduación alcohólica de manera tenue. La coctelería es un arte de precisión y los ingredientes están muy medidos, incluso el hielo y hay que estar atento a la cantidad de piedras que introducimos en el vaso o coctelera. Aunque el hielo es uno de nuestros grandes aliados no casa con ciertas bebidas como el vino tinto o la cerveza.

Si lo usamos como la parte final de la creación de un cóctel, éste se convierte en el ingrediente clave para que el cóctel sea impecable. Podemos jugar con él creando sabores y formas diferentes para crear un efecto visual en el cocktail, el limite lo pone la imaginación de cada uno.

Existen moldes de silicona profesionales que permiten elaborar un hielo excelente y abren un gran abanico de posibilidades creativas.

Existen 5 tipos de hielo: cobbler, frappé, hielo seco, pilé y roca

 

 

Post Details

Date

Leave a Comment

Comentarios recientes