El ponche, la bebida de Dickens

Vamos a desgranar un poco más sobre la procedencia del nombre Punch que traducido al castellano de manera literal, sería golpe. Pero no se refiere en ningun caso a la tendencia pugilística de los marineros británicos después de una buena ronda de bebidas fuertes si no que proviene de la palabra en sánscrito “panch” que significa cinco por tanto ya nos da una pista de cuantos ingredientes lleva esta receta: elementos fuertes, suaves, dulces, agrios y especiados (o, en términos modernos: alcohol , agua, azúcar, cítricos y especias).

Esta palabra en sánscrito nos sugería que la palabra Punch está especialmente vinculada a la india, donde cuentan las malas lenguas que los marineros de la Compañia Británica de las Indias Orientales encontraron por primera vez esta bebida a principios del siglo XVII. Por aquel entonces, los marineros recibían una ración diaria de 10 pintas pero ésta solía estropearse con el calor tropical.  Por ello, los marineros se lanzaron a buscar ingredientes locales como el arrack o el ron, frutas, especias locales como la nuez moscada que es lo que dio el particular sabor del ponche.

Desde sus orígenes en ultramar, el Ponche encontró su camino de vuelta a Europa más allá del siglo XVII donde fue adoptado por los intelectuales entre los cuales se encontraba Charles Dickens que  amaba la bebida y la mencionaba a menudo en muchos de sus libros. El Sr. Micawber en “David Copperfield” estaba a favor de un ponche de ginebra caliente y Ebeneezer Scrooge esperaba compartir un plato de Smoking Bishop con Bob Cratchit. Dickens desarrolló su propia receta de ponche flambeado y saboreó el ritual de hacerlo frente a sus invitados. Pero la Reina Victoria no aprobaba el consumo de ponche o el comportamiento desenfrenado que a menudo le seguía. A medida que avanzaba el siglo XIX, el ponche lentamente pasó de moda. Pronto, la bebida una vez omnipresente y vivaz se convirtió en un cuenco dulce de sorbete de líquido rosa languideciendo sobre la mesa del buffet.

La primera descripción propiamente dicha de la palabra cocktail apareció el 13 de mayo de 1806 en el periódico The Balance and Columbian Repository de Nueva York. En ella se describía el cocktail como “una bebida estimulante, compuesta de varios licores, azúcar, agua y bitters” (receta muy parecida al ponche indio). No sin una buena dosis de ironía el periódico, de corte político, hablaba de “una poción electoral excelente, de gran utilidad para un candidato demócrata: porque una persona después de haber ingerido un vaso de ella, está dispuesta a tragarse cualquier cosa”.

A lo largo del tiempo, el punch ha ido evolucionando. Pasó de prepararse con vino o cognac al ron jamaicano o al gin británico. El servicio también ha evolucionado, de las clásicas poncheras a un servicio individual para adaptarse al servicio en los bares y coctelerías. Pero todo y los cambios nunca se ha olvidado su esencia: frutas naturales, su frescura y un nivel de alcohol medio bajo. Así se ha ido abriendo paso hasta nuestros días para ser hoy el protagonista de la noche.

 

 

 

 

 

 

 

 

Post Details

Date

Leave a Comment

Comentarios recientes